El reto de soñar más alto

Con el ejemplo de Mella, la  FEU se mantiene genuina, auténtica y comprometida como en sus inicios